Hora local en Montevideo:

Realidad virtual; Una realidad lejos de perfecta.

0

Por Manuel Fascioli

1

Desde pequeños hemos soñado poder ver mundos los cuales solo eran posibles en nuestra imaginación, transportarnos a donde quisiéramos con tan solo apretar un botón y perdernos en un mundo de fantasía. Hoy en día es posible.

Con el avance tecnológico hemos visto como los dispositivos se achicaban, nacían nuevos y otros cuantos desaparecían sin dejar mucho atrás. En cambio, los lentes de realidad virtual, han avanzado lento y muy poco. Por más que los años hayan pasado, esta tecnología no parece morir.

Su primera “aparición” remonta a los años 30, en el libro de ciencia ficción de Stanley G. Weinbraum, se nombra un aparato el cual es posible de recrear hologramas y poder experimentar olor y tacto.

Luego, en 1962, Morton Heilig construyó el primer prototipo de su maquina de realidad virtual llamada “Sensorama”, un aparato el cual podía recrear todos los sentidos de manera casi real. Era capaz de mostrar imágenes 3D, reproducir audio estéreo y activar aromas mientras que una película era reproducida en el.

2

Años mas tarde pudimos ver proyectos como; “The Sword of Damocles” (1968), desarrollado por Ivan Sutherland con la ayuda de su estudiante Bob Sproull, El “Aspen Movie Map” (1978), e incluso una versión domestica desarrollada por Nintendo en 1994, la cual era una videoconsola que por medio de líneas rojas permitía observar imágenes 3D para jugar con un control que era conectado al mismo. Y todas ellas fueron destinadas al fracaso.

Al día de hoy, empresas como Oculus, HTC y Samsung están apuntando a crear versiones definitivas de estos, pero luego de haber probado algunos de sus modelos como el Oculus Rift DK2 y el Samsung Gear VR, puedo decir que no es así.

3

¿Qué tan real es? 

Antes de responder a esa pregunta hay varios puntos los cuales voy a hacer hincapié en este pequeño análisis, ellos son:

Comodidad: Los dispositivos son grandes y considerablemente pesados como para poderme olvidar que los tengo colocados. Además de eso, para poder reproducir la imagen perfectamente hay que tenerlos suficientemente ajustados para que no haya luz la cual distorsione la imagen la cual se está viendo, eso hace que sudemos y haya que limpiar los lentes cada determinado tiempo.

Sonido: El sonido forma una gran parte de la experiencia, ya que solamente con imágenes, no es muy real que digamos. Tanto el Oculus como el Gear VR los he usado con un par de auriculares externos, pero la experiencia no ha sido bastante agradable, ya que las aplicaciones y juegos las cuales he probado no tienen buena calidad de audio y eso aleja un poco la “realidad” del mismo.

Gráficos: Esta es una parte bastante importante de los mismos, ya que los juegos y aplicaciones requieren mucho poder de procesamiento para poder funcionar correctamente y si no es capaz de mantener cierta taza de imágenes por segundo, el usuario se verá mareado o con los ojos cansados rápidamente.

Precio: Los lentes de realidad virtual son bastante caros y eso sin tener en cuenta que hace falta tener una computadora o celular muy potente para poder usarlos correctamente.

Teniendo eso en cuenta, es difícil sentir la “realidad” del mismo ya que abstraen mas de lo que crean, usarlo con personas cerca puede resultar incomodo dado que ellos no pueden ver lo que tu estás mirando.

Y si los usas solo puede ser hasta triste teniendo en cuenta la filosofía que se encuentra en ellos, crear una realidad.

En lo personal siento que es una tecnología divertida y “novedosa” a la cual le falta un largo camino por recorrer, esperemos poderla ver triunfar algún día, pero no creo que el 2016 sea el momento.


Manuel Fascioli

098 45 12 53

mfascioli@outlook.com

Déjanos tu Comentario


*