Hora local en Montevideo:

Cr. Enrique Canon (Director Nacional de Aduanas)

0

¿Cuántos años hace que está al frente de Aduanas?

“En marzo próximo serán 7 años”

¿Cómo dividiría esta etapa de su vida en tan importante cargo?

“En los primeros 5 años se realizaron los cambios más radicales (de raíz), “peludos” (se los llama en planificación estratégica). Para dar una idea los primeros afanes los destinamos a la planificación estratégica para saber cual era el norte del organismo, cual su misión y su visión.

Ambos, que se llaman “sistema de creencias” los elaboramos en talleres en todo el país con participación de centenas de funcionarios y también con aportes ‘virtuales’.

Por esta vía definimos los objetivos estratégicos y las iniciativas estratégicas para implementar aquellos.

Nos dimos una forma de medirnos, para saber cuánto nos acercábamos a los objetivos.

Así desplegamos lo que se conoce por Gestión por Resultados. Quiere decir  que -por diversas vías- a cada funcionario o grupo de funcionarios se le asigna objetivos, metas e indicadores

que debe cumplir en el año y en función del grado de cumplimiento recibirá anualmente un incentivo económico.

Simultáneamente designé 64 funcionarios para desempeñar funciones de dirección con un incentivo económico importante, pero sujeto a evaluación en 15 meses de un Acuerdo de Gestión

que cada uno firmaba. Si cumplían con el 70% de sus metas, repetían otros 15 meses en la función. Si no cumplían, volvían a su antiguo cargo y la función de dirección pasaba a ser desempeñada

por otro funcionario.

Sería tedioso y largo de enumerar las iniciativas concretadas en esos 5 años, pero todas no sólo nos acercaron a una Aduana moderna, sino que pusieron a la Aduana uruguaya entre las aduanas

modelo del continente y también en un sitial de preferencia a nivel mundial.

Por ello, estamos hoy en condiciones de brindar asistencia técnica a otras aduanas de América: Bolivia, Colombia, República Dominicana, Panamá, Costa Rica son algunos ejemplos.

El segundo período (que comenzó en 2015) viene bajo el signo de consolidar los cambios sobre los cimientos ya construídos y ser aun más audaces.

La audacia se objetiva en que actualmente reformulamos nuestra misión y visión.

Lo más resaltable y resumido de ellas son:

“Habremos sido protagonistas del proceso de transformar la actual cultura de control en una cultura de cumplimiento, tanto en los ciudadanos como en los actores de comercio exterior,” y

en suma, diremos con orgullo que somos Aduaneros. Servidores públicos profesionales y efectivos. Íntegros e intransigentes con la corrupción. Comprometidos, con la razón y el corazón, en el cumplimiento de nuestra Misión.”

En síntesis, ahora vamos por cambiar la cultura de la organización en el sentido de estas 2 frases. Es la tarea más revolucionaria y difícil, pero estimulante y es lo que Uruguay se merece”.

¿Hubo momentos de mucha conflictividad, especialmente con los funcionarios, eso ya pasó o sigue latente?

“Todo cambio organizacional encuentra resistencia y sobre todo si los cambios que deben procesarse son tan raigales y tantos.

Sin embargo, no toda la cultura anterior es ‘descartable’. Se trata de engarzar lo mejor de la cultura anterior con la nueva cultura acompasada a las necesidades del país, del comercio exterior y

también de los funcionarios. Se debe asemejar a una carrera de postas, en la que los funcionarios con más experiencia le pasan la posta a los nuevos funcionarios. Ello está sucediendo, al tiempo

que hay innumerable cantidad de cambios: organizativos, de procedimientos, normativos, de infraestructura, de tecnología, de talentos, de capacidades, etc.

Actualmente la resistencia mayor es encarnada por la mayoría de la dirección sindical. Siendo una resistencia sostenida, no es representativa de la mayoría de los funcionarios.

El organismo se encuentra actualmente negociando con todos los funcionarios y con el sindicato su nueva reestructura, que tendrá en febrero como resultado un proyecto a presentar al

Ministerio de Economía y luego se transformará -presumiblemente- en Decreto.

El nivel de participación de los funcionarios en aportes, ideas, críticas, opiniones, observaciones es cada vez mayor y ello augura un resultado mejor para todos.

Guardo la esperanza y la mano tendida para que el sindicato también se sume al acuerdo”.

¿Fueron cambios necesarios, se ajustaban a la dinámica que había tomado la operativa que se da a nivel de aduanas?

“El comercio internacional es uno de los sectores económicos más dinámicos e innovadores del mundo, acicateado por la globalización, el transporte y las tecnologías de la información y comunicación.

Quienes intervienen en esta actividad deben estar constantemente aggiornándose so pena de quedar a la vera del camino.

Las Aduanas del mundo lo hacen constantemente. Aquellas que no lo hagan o lo resistan harán pagar a sus conciudadanos precios muy altos (en trabajo, en salario, en bienestar, etc.).

Los ciclos de realización de las mercaderías en los mercados mundiales son cada vez más rápidos. Ciclos más largos agregan tiempo y consecuentemente costos, encareciendo las mercaderías que

luego paga Juan Pueblo.

Las Aduanas deben controlar las mercaderías y personas que ingresan o egresan de sus territorios, pero cada vez en forma más eficiente y rápida. En eso está la Aduana uruguaya y con éxito”.

¿Cuáles son los puntos aun débiles, o lugares donde existe una mayor problemática?

“Como queda dicho en anterior respuesta: la frutilla de la torta es el cambio de la cultura organizacional y, a su vez, lo más difícil. Vamos muy bien en ese camino y, a la vez, sabemos que es un camino

que no tiene fin ni da reposo. Simultáneamente, los éxitos parciales, diarios, cotidianos, quizás imperceptibles nos dan a todos una inmensa alegría y recompensa.

Me emociona, emociona al equipo de dirección, comprobar que los funcionarios aduaneros son cada vez mejores profesionales y, sobre todo, la mayoría se siente orgullosa de ser aduaneros.

Es el orgullo de desarrollar una profesión.

La profesión es noble. Básicamente es cuidar a la sociedad.

Aprovecho para señalar que uno de los mejores resultados de este proceso es la creación de un experiente y muy profesional equipo de dirección”.

¿Cómo es la relación con los operadores, especialmente los portuarios?

“Recientemente el Tribunal de lo Contencioso Administrativo amparó una solicitud de anulación de nuestro Decreto de Reestructura del año 2013.

En respuesta anterior, señalaba que estamos reelaborando en forma negociada con todos los funcionarios un nuevo Decreto de Reestructura, proceso que ya está muy avanzado.

Pero a fines del año anterior cuando el anterior Decreto fue anulado, todas las asociaciones y cámaras del sector privado intervinientes en el comercio exterior dieron su apoyo explícito al proceso

de Modernización de la aduana uruguaya.

El hecho habla por sí mismo”.

¿Existe en la población, sean operadores o no, una buena información sobre cómo operan o se trabaja a nivel de las diferentes aduanas en el Uruguay?

“No. Justamente es uno de nuestros retos, la comunicación tanto con la sociedad, como con los privados agentes de comercio exterior, como con los otros organismos públicos que intervienen en comercio exterior.

Hemos desarrollado en este sentido múltiples iniciativas.

Una de las más resaltables es que funcionarios de Aduana han concurrido a decenas de escuelas en todo el país para contarle a los niños de qué se trata la actividad aduanera.

Aun así, queda mucho por hacer en este terreno.

Hay que levantar años de mala reputación entre la población y también secuelas de una actividad que es en beneficio de la sociedad, pero cuyo resultado no es comprendido ni simpático: la incautación”.

¿Siguen existiendo situaciones que están emparentadas con el delito y cómo se combate el mismo, existen más controles y mayor tecnificación?

“El contrabando y otros delitos aduaneros son anteriores al nacimiento del Estado oriental.

Es un combate que no tiene fin, pues la detección y procesamiento de asociaciones de contrabandistas dejan un ‘hueco’ que rápidamente es llenado por otros inescrupulosos.

Si bien la mayoría de los funcionarios aduaneros son honrados y trabajadores, toda vez que operan contrabandistas hay funcionario/s infiel/es que actúan en connivencia.

El combate a este fenómeno es tanto público como privado, es desde diversos ángulos y no exclusivamente el represivo (aunque, desde luego, que lo incluye).

Más tecnología (que brinde menores oportunidades de colusión entre públicos y privados), más capacitación, mejor vínculo con los privados, más transparencia y homogeneidad en los procedimientos, más control interno en la organización, etc. nos van a acercar paulatinamente a la mejor aduana.

En definitiva, todo lo enunciado es el enunciado cambio en la cultura organizacional que debe ir de la mano de un cambio social que estigmatice las conductas aduaneras delictivas”.

Últimamente con el ingreso de una mayor cantidad de turistas, existieron muchas quejas, especialmente de los visitantes, sobre las demoras,  los puentes es un claro ejemplo, ¿tiene que ver con el área que involucra específicamente a Aduanas?

“Aduanas facilita por varios medios -en todo lo que puede y le corresponde- el ágil ingreso de turistas, pues sabemos que el turismo significa trabajo para los uruguayos.

Actuamos coordinadamente en frontera con diversos organismos. Cada cual pone lo suyo y entre todos hemos logrado en la última temporada un ingreso ejemplar de turistas con las menores demoras que se conocen en todas las temporadas.

La población tiene que saber también que cada organismo en frontera cumple con un cometido: Servicios sanitarios del MGAP con la protección de la salud animal (de vital importancia para los uruguayos), la Dirección de Migración con la  vigilancia de que las mafias no ingresen a nuestro país, entre otros fines. Y así sucesivamente. Todos los organismos en frontera están para cuidar a la sociedad y, a su vez, hacer esos controles lo más eficientemente posible para que los turistaslleguen cuanto antes a sus merecidas vacaciones.

¿Cuáles son los temas más complicados y que se tendrán que atender en el año 2017 y no pueden ser más postergados?

“Estamos planificando a toda máquina las tareas de Gestión Humana, Gestión del Cambio y Capacitación, pues ellas son vitales para la mejor atención a nuestros funcionarios y, a su vez, para hacer más ágil y disfrutable el cambio cultural. El capital humano de una organización es su tesoro más preciado, como tal hay que tratarlo. No como un fin en sí mismo, no por demagogía, sino para que todos cumplamos mejor con nuestros cometidos y con la ciudadanía, que es a fin de cuentas el centro de nuestros desvelos”.

 

Déjanos tu Comentario


*