Hora local en Montevideo:

Christian Di Candia: crea un equipo que se encargará de la mediación comunitaria y proyectos de convivencia

1

Por Mario Morosini

El joven prosecretario de la Intendencia de Montevideo,  Christian Di Candia,  maneja las temáticas relacionadas con la ciudadanía y la convivencia en la capital de los uruguayos. Es muy importante en el equipo del Intendente Daniel Martínez. La República le realizó una buena nota, que da para pensar o hacernos preguntas en el Portal de VECINOS: ¿Para qué están los Concejos de Vecinos? (CV). Justamente uno de los roles, diríamos el más importante de ellos, que deberían desarrollar los Concejos Vecinales, sería el de la mediación comunitaria y desarrollar proyectos de convivencia. O sea ser articuladores de una serie de situaciones que se dan en el diario vivir.

Ahora se estaría formando, según la nota, una Unidad nueva, que deriva  de Inspección General, área que puede obviamente multar a infractores, situación que no puede realizar un Concejo Vecinal. Dicha unidad tendería a minimizar las sanciones y buscar mecanismos que eviten conflictos que luego se hacen duros de solucionar.

Los Concejos Vecinales, si realmente cumplieran el rol, para el cual entendemos fueron designados, allanaría esta situación y no sería necesario crear una Unidad que apunte a la mejora de la convivencia entre los uruguayos, e incluso los conflictos que se crean con los diferentes organismos del Estado. Pero los CV no cumplen con esa función y cuando la cumplen, en algunos casos que planteamos que se genera un zona de conflicto, la mayor parte de las veces, desde la propia Intendencia, se ignora el “alerta” que se plantea, y se terminan generando expedientes, que en general no tienen respuesta.

Pero en fin, como siempre hay que tener esperanza de mejoras, veamos qué puede acontecer de nuevo con una Unidad, que es de esperar no ignore a los Concejos Vecinales (CV), aunque también decimos que los CV tendrían que rediscutir para qué están, porque la experiencia que estamos viviendo actualmente, por ahora nada tiene que ver con los que nos habíamos planteado cuando salimos electos como Concejales Vecinales. Llevamos casi tres meses de actividad, y decir actividad es una especie de broma, porque lo único que aprendimos es la palabra RECESO, en el cual estamos insertos desde el mismo día de las elecciones, o sea el pasado 30 de octubre. Con esa mentalidad, es muy difícil cumplir con el rol, y es obvio que desde arriba, se piense en superponer funciones. Lo que sigue es la nota en La República, al mencionado jerarca.

Nota de La República a Di Candia

¿Cuáles son los temas que le corresponde ‘hincarle más el diente’ a la Prosecretaría de la IM?

La convivencia es un eje estratégico del programa del Frente Amplio para la Intendencia. Luego, durante la campaña se hizo un énfasis aún mayor, partiendo desde el entendido que es esencial, por más que el trabajo no sea fácil, hay que trabajar en los ejes que se generen un cambio cultural que logre que todos los ciudadanos de Montevideo estemos convencidos que la ciudad, más allá de las acciones de los gobernantes, la construimos entre todos en nuestro acciones del día a día.

Cuando tirara la basura afuera del contenedor, cunado no se levanta la ‘caca’ de un perro o cuando no se comprende que la convivencia necesariamente implica negociación y que la negociación no puede ser nunca solamente mi razón, sino que hay que comprender las razones y los derechos de los demás. Recién ahí vamos a estar construyendo ciudad, desde el convencimiento, y no desde el temor de ser multado o penalizado, sino desde la convicción de que estamos haciendo las cosas bien en nuestro comportamiento ciudadano. Nuestra principal bandera es ‘Montevideo Convivencia’.

¿Qué servicios tiene a su cargo?

El Servicio Central de Inspección General. Estamos trabajando en su infraestructura. Más allá de controlar, son agente de convivencia. Cuando le pedimos a un ciudadano que no tire la bolsa de basura afuera de un contenedor o que un local tenga el permiso de Bomberos, estamos controlando y trabajando sobre las normas que nos damos entre todos para vivir en una ciudad mejor y saludable.

Además están en nuestra órbita las comisiones. Como ser la de Concesiones, que trabaja sobre las más de 500 concesiones sin fines de lucro que tiene la IM. Desde canchas de baby fútbol, clubes deportivos, ONG, Golf, Lawn, Círculo de Tenis. También generamos la Comisión Departamental de Bienestar Animal, cuyo trabajo empieza a dar sus frutos.

Otra comisión que creamos fue la de Alimentos en la Vía Pública. En este tema, junto con los ediles, en la conformación de un cuerpo único normativo sobre los alimentos que se venden en las calles. Hay tolerancia con los tortafriteros y normas para los carros de venta de hamburguesas y garrapiñeros, y a para los ahora llamados ‘food truck’.

También el intendente nos ha pedido transversalizar procesos que estaban estancados y tratar de procesar esos procesos. Siempre digo que las instituciones públicas están armadas para la inercia. Desde el momento que te sentás en una silla decisoria pública o caminás en una institución con una responsabilidad política y pública, tiene que ser responsable de romper las inercias burocráticas para lograr transformaciones, y eso es lo que buscamos hacer con cada tema que abordamos. Analizamos la situación, vemos por donde es mejor ir, y lo generamos.

Muchas veces es a través de cambios normativos, que hemos enviado muchos a la Junta Departamental, y muchas veces es a través de generar cambios culturales, en lograr que cumple por convicción y no por temor. A veces hay que hacerlo por temor, pero el verdadero cambio de fondo es por convicción. Eso es lo de hoy, pero también ir formando ciudadanos responsables desde chicos.

Nuestro compromiso es cambiarlas cosas en el hoy, que necesita la ciudad como ser mejor el sistema de recolección de basura, el sistema de transporte, como que son de gestión, pero también tenemos una carga ideológica de tratar de modificar las malas costumbres ciudadanas a la hora de construir ciudad.

El camino más fácil es decir, nosotros tenemos el poder, gobernamos, y entonces decidimos unilateralmente, con las corporaciones, burocracias, con las empresas, sindicatos y olvidarse de tomar el camino más largo, que es el que necesitamos tomar, que es el de trabajar con los vecinos, con la sociedad en general, convencido que la construcción de la ciudad es colectiva. Obvio que es más difícil, pero es el único que da resultados.

¿Cuál sería un ejemplo?

Lo que pasó con el boliche Coyote. Cuando definimos en octubre de 2016 cerrar el local, y suspenderle las habilitaciones por 30 días, lo hicimos por la situación que se había dado, para discutir con las autoridades del barrio la situación y los vecinos.

Podríamos hacer decidido unilateralmente las medidas que debería tomar el local para reabrir, pero decidimos establecer un proceso con los vecinos por tres meses, con el local cerrado, que aún no sabemos cuando ni donde va a abrir y si va a abrir, en el que escuchamos a casi 60 familias del barrios, y convertimos sus necesidades en nuestras, las institucionalizamos.

Tomamos en cuenta desde el dueño del local que lo quiere abrir ya hasta vecino que no quieren saber nada con él, aunque le demos todas las garantías. Dentro de las infinitas posibilidades que hay en el medio, estamos convencidos que debemos caminar por una línea media que nos permita convivir, respetando los derechos de todos. Sería muy fácil levantar el aplauso de todos los vecinos y cerrar el local para siempre, o abrir el local de una y tener el aplauso del empresario y de los 1500 jóvenes que van a bailar ahí.

Lo más difícil es hacer el ejercicio de buscar el punto común. Que todos entiendan. Que el dueño se seguridad, que no haya aglomeraciones en la puerta generando una venta previa, y los vecinos que ese es un lugar de ocio para los jóvenes que es necesario.

Eso lleva su tiempo, trabajo, pero es el camino a seguir, y es una línea que el intendente nos marcó a todo el equipo. Siempre buscamos una línea del medio, pero hay un punto donde cuando hay que definir, lo hace la Intendencia, porque la gente eligió tu proyecto para llevarlo adelante y gobernar, las que tienen que ver con lo ideológico, lo político, pero siempre con la consulta ciudadana.

¿Y hay algún plan específico para facilitar esa tarea tan complicada?

Dentro de la reestructura de Inspección General, estamos generando una unidad, un equipo que se va a encargar de las mediación comunitaria y proyectos de convivencia. La mayoría de los conflictos que tiene que ver con Inspección General tienen que ver con conflictos ciudadanos. Por una razón u otra, hay alguien que está incumpliendo con alguna normativa, que afecta el derecho de otro ciudadano, lo que lleva a un nivel de tensión barrial o vecinal complejos.

Si identificamos el problema cuando aún hay márgenes de mediación comunitaria, va a ser mucho más fácil encontrarle la solución. Cuando llegan acá, lo hacen con varias multas arriba, con luchas personales, con un nivel de tensión que es muy difícil volver atrás.

Esta unidad identificaría las dificultades y siente a los actores a dialogar cuando el problema recién empieza. Esta unidad nos va a servir para esto y para gestionar proyectos de convivencia que tengan que ver con espacios públicos, con el trabajo barrial, cultural.

¿Cómo esta funcionando el contralor de las mascotas?

Sorpresa por alto acatamiento. Cuatro multas en lo que va de la temporada. Lo que es muy poco, pero mejor. Es una buena noticia para nosotros porque el trabajo con la información que llevamos adelante es muy bueno. Hemos colocado más de 100 multas por pasear perros sin bozal, o sueltos o no recoger la ‘caca’ que generan.

También creamos 22 espacios en la ciudad para que las mascotas puedan estar libres. Lanzamos un trabajo educativo antes de fin de año para que en marzo empecemos a trabajar con niños de escuelas para que tomen conciencia sobre estos temas. Esperamos que lleguen a los 450.000 niños que concurren a escuelas y colegios de la capital.

También es importante, no sólo la tendencia responsable sino también su crianza. Todo esto va en el sentido de que primero informamos, luego sancionamos y la principal consecuencia es que todo el proceso tiene éxito, ya que genera el cambio en la gente y se cumple el objetivo buscado.

¿En qué están las cambios que pretende la IM efectuar en la nocturnidad?

El año pasado presentamos tantos proyectos ´grandes’, que la nueva ley de nocturnidad y espectáculos públicos quedó para ser tratada este año. Esperamos que en febrero se de rápido trámite. La misma fue trabajada con los vecinos, bolicheros, con jóvenes de todos los partidos políticos. También hicimos encuestas de campo.

Descubrimos que para los vecinos de las zonas más conflictivas, para el 80% el problema era la limpieza al otro día o no tener donde estacionar el viernes o el sábado en la noche, y pasaba que el 10% que le molestaban los ruidos eran los que tenían el ‘lobby’ mediático. Por esto incorporamos al proyecto estos otros temas, que potencian mucho más la política pública porque salen despedido de los propios protagonistas.

También incorporamos los sensores de ruidos para generar un mapa acústico, que no va a estar en menos de tres, cuatro años. Esa información es para la IM, pero también para la gente. Si va a instalar una oficina o una residencia. Servirá a la hora de tomar decisiones.

En sintonía con esto, va a estar operativo en los próximo días, un portal disponible, que está trabajando el Departamento de Desarrollo Sostenible e Inteligente, donde los ciudadanos van a poder seguir los proyectos de obra en el espacio público. Si están en un 10, 20 u 80%. Si está demorando o no. Transparentar de forma totalmente abierta los proyectos de la IM, y tener un seguimiento abierto.

¿Volviendo a la nocturnidad, no sólo regula esa situación?

Lo sustancial de este proyecto es que ordena todo lo que tiene que ver con los espectáculos públicos de todo Montevideo. Un artículo va a facultar al intendente, en coordinación con los alcaldes, a generar estímulos para poder relocalizar movidas nocturnas, para ver las escalas, ya que hay eventos que mueven mucha gente no estén en zonas residenciales no estén muy cargadas.

También que no haya sólo en determinadas zonas y otras sin nada. La idea es que todos lo barrios tengan movidas. Vamos a genera nuevas categorías, como ser pub, discoteca, bar, y no las 70 que tenemos ahora. La idea es planificar mejor y tenerla certeza de lo que puede pasar en ese local y sus requerimientos, y el horario de funcionamiento, entre otros aspectos. Tener en cuenta a todos, y encontrar desde la IM una línea media, el vecino que vive en el lugar, el vecino que trabaja, el vecino que da trabajo.

Todo esto se dio mediante un proceso, donde todos trabajaron. Destaco los municipios B y CH, y sus alcaldes, que uno es del FA, Carlos Varela, pero esotro es del Partido Nacional.

¿Cuándo las políticas de gobierno son buenas, no importan los partidos, se unen todos en beneficio de la gente, como debería ser siempre?

Al vecino le suma más que estemos todos en pro de un buen proyecto. Ahora estamos planteando que para la etapa II del Fondo Capital hacer una fuerte inversión en asentamientos. El Partido Nacional tenía en su plan de gobierno el programa ‘Asentamiento 0’ ¿Se va a oponer a esta idea nuestra cuando lo prometió en campaña? En política o que tiene que primar ante todo es la coherencia más allá de quien proponga.

¿En qué está la puesta en marcha del registro de las aplicaciones de transporte?

Los montevideanos hicieron propias las apps, y la IM no podía mirar para otro lado. Todo este proceso generó como positivo un debate sobre todo el tema del transporte público. La mampara, la limpieza, entre otros temas. Llegamos a un proceso que terminó con la aprobación en la Junta Departamental, a fines de 2016, que se incorporen al sistema las aplicaciones, y estamos en la etapa en la que las plataformas, las empresas, se están anotando.

Todas averiguaron al respeto y se anotó este viernes Cabify. En marzo tendremos otro proceso donde los propietarios y los vehículos se registrarán. Se harán las inspecciones y esperamos que en ese mes comience a cobrarse el canon estipulado en la ley departamental.

¿Cómo está la situación de los venderos ambulantes?

Se está solucionando de manera civilizada, en convivencia y buena. Se hilvanó las políticas de la IM con relación al caso histórico de la Ciudad Vieja y no sacarle los ingresos económicos a la gente. En 2015 se les dijo que liberar la peatonal Sarandi y que se les iba a regularizar en una zona más cercana. Hicimos un censo y una diferenciación entre los que venden productos que se encuentran en otros lados y los artesanos autorizados con carné departamental.

Eran unos 45. A 18 de los artesanos, que son unos 25 en total, van a la peatonal Yacaré, y los otros serán relocalizados en la feria de la plaza Matriz, y los revendedores les ofrecimos ser reubicados en cualquiera de las 150 ferias que hay en Montevideo.

IM ‘embellecerá’ contenedores y busca que los vecinos se ‘apropien” de ellos

¿Qué novedades hay en el tema de la limpieza?

Es una de las partes más importantes de la convivencia ciudadana. En lo que respecta a los comercios y empresas, en 2016 se visitó la totalidad de ellos, y si bien hubo multas, se logró que las declaraciones juradas de limpieza pasaran de 500 a 2000. Tiene que tener un plan de gestión de residuos y no tirar su basura en los contenedores verdes o naranjas que son para la basura familiar.

Además, en las próximas semanas vamos a lanzar una política de trabajo sobre la educación y cultura pública en relación al espacio publico contenedor. Más allá de ser un recipiente de residuos, tenemos que valorizarlo. Tenemos cerca de 20 contenedores vandalizados por día. Eso es insostenible para cualquier sociedad. Tenemos que hacerlo como parte nuestra.

La IM tiene que hacer su parte y vaciarlo, pero los ciudadanos también tienen que hacer su parte. Somos primeros en reconocer nuestra responsabilidad. Pero el espacio público como es de todos no es de nadie. Tenemos que trabajar esto. Es mío el espacio público, pero es tuyo también. Es como antes, ‘Montevideo, mi casa limpia’. Buscaremos embellecerlos y trabajarlo con las fuerzas vivas de cada barrio, y generar ese cambio cultural con los niños.

Ya llegaron seis camiones y llegarán nueve más en febrero. No descartamos comprar más. Y en las próximas semanas también habrá 4000 contenedores más. Además la recolección esta normalizada en general, con alguna excepción.

“Me gustaría seguir trabajando en la Intendencia”

Con relación a su futuro político, Di Candia dijo que sigue vinculado con la agrupación “Magnolia”, que hace parte de “Casa Grande”, espacio que lidera la excandidata a la Presidencia de la República por el FA, la senadora y politóloga Constanza Moreira.

Ante la consulta de donde se ve en julio de 2020, fecha en la finaliza el período de gobierno de esta administración de Daniel Martínez, el jerarca departamental sostuvo que “lo veo aún lejos y es difícil. Mi recorrido militante y político ha tenido varios cambios repentinos.

En 2007, 2010, 2015. Hoy estoy muy cómodo en la IM y me gustaría seguir trabajando en la Intendencia. Me apasiona la cercanía que tienen las dificultades con la gente. Más allá de los debates abstractos e ideológicos que tiene detrás de las políticas públicas que toma, hay un día a día con las personas que es apasionante.

Que se levanten y vea las veredas limpias, que puede tomarse un ómnibus y llegue en hora, que pueda circular en una ciclovía. Son cosas que hacen a la vida diaria de las personas y que me gustan mándelo que pensaba. Siempre voy a militar en el FA. Donde sea, en lo partidario, institucional o social”.

Perfil de Di Candia

– Cursa la licenciatura en Ciencias Políticas (FCS, Udelar); ex presidente y secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Junta Departamental.

– Ha efectuado cursos de especialización y actualización sobre Administración Pública (Udelar), función legislativa departamental (FCS, Udelar) y de habilidades directivas para mandos medios (ONSC).

– Fue secretario político de la Presidencia de la Cámara de Representantes y coordinador general de diversos proyectos.

– Fue coordinador de comisiones legislativas departamentales desde 2009 (Planeamiento Urbano, Vivienda, Obras y Servicios; Movilidad Urbana; Asentamientos y Nomenclatura).

– Durante su larga militancia juvenil fue secretario de RRII de la Comisión Nacional de Jóvenes del FA, delegado a diversos foros internacionales en Argentina, Brasil y Paraguay entre 2003 y 2007.

 

1 comentario

  1. Luis Fernández on

    La IMM está demostrando algo que ya han asumido desde hace tiempo: “LA DESCENTRALIZACIÓN ES UN CONCEPTO QUE PARA EL GOBIERNO DE MONTEVIDEO Y LA POBLCIÓN QUE LO HABITA ES UN PROYECTO FRACASADO.”
    EL INTERÉS INICIALDE UN PUÑADO DE CIUDADANOS QUE CREYÓ EN EL PROYECTO, FUE MOLIDO POCO A POCO POR LA BUROCRACIA E INCAPACIDADES DE DIRECTORES DE IMPULSARLA.
    Preocupación por los otros, trabajo en equipo, mancomunidad, interés por el barrio y su gente, etc. TODO ESO YA NO EXISTE.
    HOY MANDAN LAS PANTALLAS!!!

Déjanos tu Comentario


*