Hora local en Montevideo:

El Gran Bonete: ¿yo señor?, no señor….

0

Por Mario Morosini

En las jugosas recorridas interiorizándome junto a una colega también Concejal Vecinal a diferentes instituciones y grupos sociales de la zona de Punta Gorda, además de enterarnos de sus propuestas, necesidades algunas de ellas de simple solución (aunque nadie las soluciona), se me generan una serie de sensaciones, la principal: la impotencia.

Simplemente una anécdota. No es necesario explicar el caos en el que está sumergido el Municipio E en relación a la recolección de bolsas, ramas, etc. ya que cualquiera que viva en el territorio del Municipio E, lo sabe. Situación que parecería puede mejorar a la brevedad. Decimos puede, no queremos plantear a los lectores falsas expectativas.

La anécdota a la que hacemos referencia es pintoresca por demás. La calle Palmas y Ombúes, con un Jardín de Infantes de Enseñanza Pública incluida, tiene desde hace tiempo en sus veredas, bolsas acumuladas de ramas o sencillamente lo que van levantando y acomodando en dichas bolsas las jóvenes barrenderas.

Su misión es limpiar las calles, realizar el montón suficiente para llenar una bolsa de color negro, ubicarla en el cordón de la vereda y que luego “alguien” la pase a recoger.

Nos preocupamos por esa situación especialmente en esa cuadra, en función de la necesidad que tiene el Jardín, porque incluso hay momentos que las camionetas que vienen a recoger a niños de 3,4 y 5 años, no han podido arrimarse al cordón o estacionan más lejos del lugar de salida de los niños. Para algún lector puede parecer algo superficial. Para nosotros no, porque la seguridad y la higiene para todos, pero particularmente para los niños pequeños debe ser de máxima atención. Eso es lo que pensamos.

Bien, tratamos de hacer el camino correcto. Llamamos al Centro Comunal, abrieron un expediente con nuestro reclamo, y nos dispusimos a esperar. Dos días, tres, una semana, una docena de días y empezamos a buscar el expediente y dónde podría estar o cuál podría ser la respuesta. Las bolsas olímpicamente en su lugar, sin moverse y sin que nadie de la Intendencia se dignara a recoger.

Lo primero que debemos destacar, que en todo el periplo que realizamos nos atendieron espléndidamente bien, es decir con mucha deferencia, paciencia y amabilidad. Lo justo es justo.

Ahora lo importante. ¿Qué pasó con nuestro reclamo? En relación al expediente, seguramente estará amontonado por algún lugar. Ya no nos preocupa. Pero sí saber quién recoge las bolsas en cuestión. Desde el comunal nos derivaron a la encargada del área de la zona. Nos dijo que con las bolsas nada podía hacer, que llamáramos a la región de limpieza. Llamamos y en la región, también amablemente nos derivaron al Municipio E sector encargado del área de limpieza. En definitiva no haré más largo este relato.

Fui derivando de lado en lado, hasta que pasado medio día de esa jornada de búsqueda, como habíamos dejado el teléfono, nos llamaron, también muy amablemente y nos dijeron que es un tema que se está dilucidando, porque hubo unos cambios y se verá de quien es la responsabilidad, un sector por no tener personal suficiente, otro sector por falta de camiones, otro sector, por otro tema.

Mientras, el contribuyente, sin entrar a jugar al Gran Bonete, sigue esperando que algo que parece tan simple, que es tener las veredas limpias, no se puede concretar porque aun no se definió de quién es la responsabilidad de dicho levante.

Que me disculpe el señor Intendente Martínez, y también el nuevo director del área, que nuevamente fue cambiado, pero acá la responsabilidad está bien arriba.

El sector limpieza de la Intendencia de Montevideo, con sus 8 municipios incluidos, debe ser el único que todavía no pudo definir la forma de realizar la tarea.

Un grupo barre y recoge en bolsas la basura

Otro sector pasa y vacía el contenedor, pero si hay bolsas alrededor del contenedor, así el mismo esté desbordado, no es función de ellos recoger lo que está fuera del contenedor.

Otro sector con chipeadora mediante tritura las ramas, recoge las que puede, y otras quedan amontonadas para que otro camión las levante. Que generalmente no pasa.

Y así con varias tareas más relacionadas con la limpieza de la ciudad.

¿Yo señor? No señor. ¿Pues entonces de quién es la responsabilidad?…. Perdón, está a estudio, seguramente cuando vengan los camiones, o los cepillos o los baldes o….dejala ahí.

 

Déjanos tu Comentario


*