Hora local en Montevideo:

Globalización: no hay lugar para el optimismo

0

Por Prof.Luis Fernández luisfs50@gmail.com (Corresponsal especial desde España)

El último editorial del director del Portal de  VECINOS establece una serie de hechos excepcionales algunos, y cotidianos otros.

Su común denominador también lo resume él: “Cada vez importa menos el otro”.

También es cierto que vamos mal y le estamos dejando un mundo muy complicado a las próximas generaciones.

Eso que llamamos “globalización” es una palabreja que es inmaterial e impersonal. Es como una cosa que apareció y es la culpable de todos nuestros males. Mientras le llamamos “globalización” la consideramos como un “Dios” o mejor como un “Diablo” pero claro, como no creemos en esas figuras, la cosa queda ahí. Al siguiente instante, cualquier otro mensaje que recibimos de alguien o de un medio masivo, nos distrae.

Hasta que en otra oportunidad más adelante volvemos a comentar la situación con alguien afín a nuestros pensamientos y así…vamos tirando…

Esto está pasando en todos lados. En Uruguay, Argentina, España, etc.

Esto está planificado. Es terrible la manipulación de la gente y va por edades.

Desde que convivo ciertos días con mis nietos, percibo muchos dibujitos animados, absolutamente diferentes a todos los que conocimos. La diversión es jorobar al otro. De adolescentes juegan sólo temas de guerra. Para niñas son para aprender a mejorar el cuerpo y las ropas. A mi nieto hay un juego de guerra que le da puntos que transforma en euros (dibujos de pantalla) y estaba todo el día con esto. Ahora le sacaron el móvil.

La gente vive corriendo para llegar a fin de mes. Ven de pasada en la TV, a los corruptos en los juzgados y se enojan, pero al rato ya están con el Whatshapp o el Facebook.

La mayoría de los programas en la tele son de alta estupidez, pero peor aún son las publicidades. En un lenguaje para niños venden automóviles o viajes de placer.

Todo el mundo tiene su “proyectito” personal y no le presta atención a otro.

Le Pen en Francia se conquistó a los obreros diciéndoles, que los inmigrantes los dejarán sin empleo. Y no es así. Los y las (acá si, vale) inmigrantes trabajan en el sector servicios, son sirvientes, jardineros, lavan platos. Y eso no lo hacen los franceses. Son las grandes empresas que cierran o ponen robots y echan empleados, porque a su vez los chinos hacen la gran competencia.

El socialismo es algo parecido a la teoría de Aristóteles, sólo se estudia en Historia. En Europa NO existe la Izquierda tal como la conocimos.

No me gusta caer en la llamada “Teoría de la Conspiración”, pero si uno ve algo negro

que vuela, nada y hace “cua”, entonces es un pato.

Rajoy está gobernando porque vino el representante del grupo de Bildenberg, José Cibrían, dueño (no director) del diario El País a dar la orden de que el PSOE debía apoyar al PP. Como el Secretario General se opuso le quitaron de en medio en 1 semana y nombraron una gestora que aún dirige.

La concentración capitalista concentra poder. Son las grandes empresas las que corrompen.

Cada vez los gobiernos pintan menos. Se trata que la gente consuma mucho, trabaje mucho y piense poco.

Lo hemos dicho otras veces. Parece que el capitalismo aprendió del Mayo 68. Estaban “distraídos” con la Guerra Fría y los jóvenes se le sublevaron al mismo tiempo en varios puntos del planeta.

Parece que ahora están decididos a “encauzar” su vida desde que nacen hasta que mueren…

Existen empresas para las cuales, la Unión Europea tiene algunas trabas o controles aún, y hay grupos que necesitan desaparezca para poder seguir acumulando.

Bastante y muy bien hace nuestro gobierno del FA para mantenerse con cierto decoro.

Todavía queda una masa de gente (frenteamplistas y otros) con educación batllista, que le da cierta características a Uruguay.

Lo que pasa en España con la corrupción, en Uruguay los linchan en las puertas de los juzgados. Habría paro total hasta que fueran presos la mayoría.

Pero esa gente “batllista” se va a morir, o antes ya no pesará por vejez.

No hay lugar para el optimismo.

 

Déjanos tu Comentario


*