Hora local en Montevideo:

Algunas diferencias con otros

0

Por Luis Fernández luisfs50@gmail.com (nuestro corresponsal en España)

Hasta el momento debemos estar orgullosos de la enorme mayoría de nuestros políticos frenteamplistas y de muchos de otros partidos.

3 países, que por cercanía física o hasta familiares, como Argentina, Brasil o España, se encuentran en relación a la corrupción mucho, pero mucho peor que Uruguay.

En Argentina ya no está la banda anterior en el gobierno. Sin embargo y pese al actual gobierno, la corrupción mantiene total vigencia. Se ven policías, no ya recibiendo coimas sino pasando droga y uniformados!! La mitad de los jueces están involucrados con el anterior gobierno, (tener presente a la agrupación “Justicia legítima”) y así frenan causas evidentes contra la corrupción estatal. La otra mitad, están muertos de miedo por las amenazas a ellos y a sus familias.

Como ya vimos, en el exterior se pelean por comprarle deuda a Uruguay. Pero en Argentina nadie invierte. Lo han dicho de mil maneras los organismos internacionales, confiamos en este gobierno, pero mientras exista alguna posibilidad de que vuelva la “otra”, nadie comprará deuda y tampoco invertirá en empresas.

Todavía hay uruguayitos distraídos; ¿lo entienden ahora?

Ya sabemos lo de Brasil, el PT se vió obligado a aceptar sobreprecios para que los legisladores del resto de los partidos, en especial el PDB, aliado suyo, le votaran cualquier ley. Por lo menos allí la Justicia trabaja en serio y sin demoras.

El caso de España es muy triste. La transición española ha sido distinta de la uruguaya.

En Uruguay los militares nunca tuvieron consenso ni siquiera de una parte importante de la población. Si los uruguayos no fuéramos tan pacatos nuestro plebiscito de 1980, debería ser en el futuro, fecha patria.

El pueblo venció 60% a 40%; pero dentro de ese 40% hubo mucha gente que votó para que se fueran, también.

En España, Franco murió en la cama y fue enterrado con todos los honores luego de 30 de moldear la mente de media España. En esos 30 años nunca hubo una Eduación estatal libre y laica y no sé si obligatoria. El poder de esa Iglesia de rasgos inquisitorios moldeó varias generaciones.

Estas circunstancias produjeron una transición en lo formal, pero mucha vieja “sustancia” seguió estando vigente en la cabeza de muchos.

El actual Partido Popular es sin duda el continuador del Franquismo, pero se ha modernizado en relación a la corrupción. Prácticamente todos sus cargos importantes están convencidos que se gobierna para obtener beneficios para sí y su partido. Esto es general, tanto en el Ejecutivo o el Parlamento, como en los Ayuntamientos. Entre Aznar (PP) y Rajoy (PP) estuvo Zapatero(PSOE). Muchos socialistas de aquellos tiempos, también se habían “contagiado”.

La Justicia también está en el entramado, tal vez no por tantas amenazas, sino por ser parte directamente.

Esta corrupción está muy ligada a la actividad empresarial.

Estos 3 países son muestra clara del desarrollo de la corrupción estatal.

Sin embargo hay diferencias. Argentina y España son los extremos.

El gobierno argentino anterior robó todo para sí. Dejó de pagar la deuda externa (robó a los inversores internacionales), le metió el tal impuesto a la soja (robó a los exportadores) y metió presos unos cuantos militares. Con estas 3 cosas obtuvo apoyo político de las izquierdas y armó un cierto asistencialismo con los más humildes. Asi quedó con las manos libres para llenarse.

Observar este detalle. Ni siquiera pagó coimas a las empresas, porque armó ciertas empresas con testaferros y éstos siempre ganaron las licitaciones con sobreprecio. El ejemplo más claro es Lázaro Báez. Era un empleado de banco de tercera categoría en Santa Cruz (Provincia de los “K”); este señor muy amigo de Néstor al cabo de poco tiempo fue unos de los mayores “empresarios” en la contrucción de carreteras!!! Este señor tenía en 2015 más de 100 (cien) estancias. Está preso, pero se cosió la boca, si habla no le queda un familiar vivo. Entonces todo volvía al bolsillo “K” luego de un pasamanos.

En España la corrupción no está tan centralizada. Saben “repartir”. Hay una simbiosis entre las empresas y los gobiernos central o provincial.

Además la privatización de las empresas del Estado fomentó ese “idilio”. Hay numerosos ejemplos de políticos que quedan sin trabajo y luego aparecen como directores de esas empresas privatizadas.

En España el gobierno del PP salvó a varios bancos privados, con dinero público y paga religiosamente al FMI.

Es otro tipo de corrupción estatal sin dudas. Estoy tentado a escribir: “Más elegante”.

Por suerte, por mucha suerte, nada de esto pasa en Uruguay.

Tenemos ejemplos de “rateritos” como Bengoa o el tal Campiani, que engañó a un pueblo.

Probablemente tengamos algunos “gerentes” de empreas públicas “muy rápidos”. Ya lo veremos.

Luego tenemos estúpidas mentiras como tener o no tener un título; o ver un título que no existe.

Todo esto es muy patético, al lado de lo otro.

Empecemos con nosotros.

Estamos mejor que otros sin duda.

Y eso es porque hemos tenido 3 gobiernos frenteamplistas, también, sin dudas. Por otra parte ha colaborado mucho nuestra matriz Batllista y Vareliana.

Tenemos problemas importantes pero de otra índole.

Los dejo para otra nota.

Déjanos tu Comentario


*