Hora local en Montevideo:

“Nada por aquí, nada por allá”

0

Por Luis Fernández luisfs50@gmail.com 

En estos días se oyen voces de altos dirigentes de la oposición, que se les “ha ocurrido” derogar el IASS (El impuesto a las pasividades). Algunos ya avisaron que habrán de plebicitar la derogación de tal ley.

Nada más ni nada menos que los adalides de la suba de impuestos directos cuando fueron gobierno.

Si tendrán escasez de ideas, que se fueron a meter con el tema “Jubilaciones y Pensiones”, es más o menos como mencionar la soga en casa del ahorcado. Tienen suerte en que ya no quedan, por razones de edad, muchos pasivos que debieron soportar el hambre y la miseria que estos señores distribuyeron cuando fueron gobierno.

En cualquier parte del mundo, una derogación de impuestos a los jubilados, suena bien. El que más o el que menos, es jubilado o tiene padres, abuelos o suegros y desea lo mejor para ellos.

Por eso vemos muy bien que los gobiernos del FA hayan aumentado las pasividades en absolutamente todos sus años de gobierno, muy por encima de la inflación, cosa que los “rosados” no pueden ni balbucear siquiera.

Sin embargo han decidido “ponerse del lado de los pobres” y quieren derogar el Impuesto a las Jubilaciones (IASS).

Este impuesto recauda unos U$S 200 millones.

La velocidad de la vida de hoy, las distintas actividades que mujeres, hombres y muchachos desarrollan, puede perfectamente distraerlos de los análisis más o menos serios y quedarse sólo con los titulares.

Insisto el titular de “Quitar impuestos a los jubilados” siempre suena bien.

Empecemos.

1) Ese tan denostado y vituperiado impuesto. Lo paga sólo 1 de cada 4 jubilados. O sea un 25% paga el impuesto, y un 75% no lo paga.

Obviamente que ese 75% corresponde a las jubilaciones de menores recursos.

2) De ese 25% que paga el impuesto, un tercio más o menos, paga muy poco es un 2,97%.

3) Es decir que sólo el 16% de los jubilados paga una cantidad importante.

4) Pero sólo la mitad de éstos, o sea el 8% que está por encima en los ingresos, paga mucho IASS, pero…casualmente se corresponde con EXCELENTES JUBILACIONES O PENSIONES.

¿Quiénes son estos señores o señoras? Todos los exPresidentes, los retirados militares o sus viudas, los que fueron personal jerárquico del Estado o de la actividad privada.

Desde sus grupos de presión, son éstos los que más impulsan la derogación.

¿Alguien puede creer que lo hacen para ayudar a los pobres?

Esto es un “pase de magia” de los “rosados” para enfrentar al gobierno con los más pobres. Es una gran politiquería, muy barata.

Las autoridades deberían explicar claramente esto.

En especial espero una cadena de Murro, porque el BPS, con números en el papel debe explicar estas cosas. Debe decir que esos 200 millones de dólares que se perderán para siempre, son los que sirven para muchísimas cosas, pero también para tener pasividades con aumentos por encima de la inflación como nunca tuvo el Uruguay desde el 2005 a la fecha.

De alguna forma el IASS es una transferencia de los más ricos a los más pobres.

En el FA y en el Gobierno deben estar muy atareados en otras cosas, que no se les ocurre contestar esto.

 

Déjanos tu Comentario


*