Hora local en Montevideo:

Impotencia tricolor: y además sin “cultura nacional”

0

Por Eme Eme 

Si un equipò uruguayo llega en una competencia internacional a puestos de destaque, es una hazaña. Y a muchos no les gusta lo que venimos diciendo desde hace tiempo. Es la cruda realidad. No vendemos “espejitos de colores” y no le damos bombo a la gente. En esta Libertadores, los dos equipos llamados “grandes”, que gozan con todos los privilegios en el medio local, perdieron 8 partidos, ganaron 4 y empataron dos. Peñarol incluso salió último en su serie.

En el fútbol uruguayo a nivel local, por una serie de aspectos que no vamos a volver a detallar, Nacional y Peñarol están lejos de los demás en posibilidades y cuando no logran el título es fracaso. Un paso o dos más atrás está Defensor Sp., que les amarga la vida más de una vez. Y lejos, lejos, vienen los demás. Danubio no lo contamos porque tiene altos y bajos, un torneo pelea arriba y el otro está al borde del descenso.

En lo internacional, nos pasa lo mismo. Por encima de los equipos uruguayos están los de Argentina (incluso los de provincia) , los de Brasil, y sin duda los colombianos y chilenos. Con los demás se pelea, se gana y se pierde. Tanto es así, como importa mucho el tema económico y en función de eso se fijan las reglas de juego, es que los equipos argentinos y brasileños gozan con ventajas también en la competencia.

Por eso siempre elogiamos el proceso de nuestras selecciones celestes, porque son, una isla en el medio de la nada, donde lo económico juega un rol importante, sabiendo que salen de un fútbol pobre en relación a la mayoría de las ligas.

Lo de anoche duró nada más que cinco minutos. Nacional seguramente sintió el golpe, y es posible que no se pueda analizar en profundidad todo el partido. No debe ser sencillo, prepararse casi un mes para este juego, decir que “es el partido del año”, creer que se remontaba el 1 a 0 en contra con sencillez, como si se jugara ante Cerrito o Progreso, y luego de todo ese bombo, en el primer corner al minuto, casi gol, enseguida el gol, y dos minutos después, un error entre Rogel y Conde, definió el partido porque si sumamos los goles Nacional tenía que hacer a esa altura del partido cuatro goles, y hasta los mismos jugadores sabían que era imposible por más que faltaran 85 minutos de juego.

No somos de criticar a los equipos locales cuando pierden internacionalmente. Sabemos que si ganan es casi una hazaña. Hoy se va a la pelea con escarbadientes, de la misma forma que el resto de los 14 equipos que juegan el torneo local, como por ejemplo el próximo torneo Clausura, lo jugarán también con escarbadientes.

Capítulo aparte es la disciplina. Peñarol protagonizó un escándalo ante un equipo brasileño hace pocos meses. Nacional lo hizo anoche. Su principal protagonista fue Polenta, su capitán. Perdonado más de una vez en el fútbol local, en lo internacional es diferente y ya recibió tres expulsiones. Mal también Aguirre y distinta fue la expulsión de Rodriguez. Lo cierto es que hay que saber perder y ser profesionales.

Muchas veces se critica al maestro por no citar a algunos futbolistas, que parecería deberían estar en un plantel. Opinar de esa manera, es no entender el proceso que lleva adelante el maestro Tabárez con su equipo técnico.

Otra vez será, lo bueno es competir. Lo malo es el endeudamiento de las instituciones. Ahora tanto Nacional como Peñarol tendrán que mantener planteles caros para el medio, para jugar solamente 15 partidos e intentar llegar a disputar el torneo Uruguayo, en una final, con el convidado de piedra que es Defensor Sp. quien ya obtuvo el torneo Apertura. 

Cancha: Estadio Nilson Santos de  Río de Janeiro, Brasil.

Juez: Wilmar Roldán. Líneas: Wilmar Navarro y Jhon Alexander León (Terna de Colombia).

BOTAFOGO: Roberto Fernández, Luis Ricardo, Joel Carli, Igor Rabello, Víctor Luis, Rodrigo Lindoso, Matheus Fernandes (75′ Dudú Cearense), Bruno Silva, João Paulo, Rodrigo Pimpão (65′ Guilherme) y Roger. Director  técnico: Jair Ventura. Suplentes: Jefferson, Leonardo Valencia, Marcelo, Gilson y Brenner.

NACIONAL: Esteban Conde, Jorge Fucile (70′ Leandro Barcia), Agustín Rogel, Diego Polenta, Alfonso Espino, Alvaro González (34′ Hugo Silveira), Diego Arismendi, Sebastián Rodríguez, Tabaré Viudez, Sebastián Fernández  (46′ Kevin Ramírez) y Rodrigo Aguirre. Director técnico: Martín Lasarte. Suplentes: Luis Mejía, Rafael García, Gonzalo Porras y Felipe Carballo.

GOLES: 2′ Bruno Silva (B), 5′ Rodrigo Pimpão (B).

Expulsados: 88′ Diego Polenta (N), 89′ Víctor Luis (B) y Sebastián Rodríguez (N), 90′ Rodrigo Aguirre (N).

 

Déjanos tu Comentario


*