Hora local en Montevideo:

Contratos de alquiler. vivienda o finca con humedades. ¿que puede hacer el inquilino?

0

En esta ocasión nos complace informarles respecto de un tema tan cotidiano como de todas las épocas como es la aparición de humedades en las fincas alquiladas.

Es importante tener presente cuales son los derechos del inquilino y los deberes del propietario.

Ante la aparición de una humedad debe el inquilino informar inmediatamente al propietario de la vivienda.

Es obligación del arrendador o propietario mantener la cosa en buen estado de conservación en todo lo relativo a humedades, estructura y aspectos sanitarios.

En caso de negativa o evasiva del arrendador se pueden optar por otros medios de reclamo para lograr una solución al problema.

Es importante que la notificación se realice por un medio idóneo, generalmente lo es el telegrama colacionado.

En ocasiones el problema de humedad proviene de una finca lindera, de todos modos el propietario debe asumir la carga de reclamar al vecino las reparaciones necesarias.

Asimismo existe un procedimiento para realizar denuncias ante el Centro Comunal Zonal de la Intendencia de Montevideo, por el cual se solicita la inspección por un técnico arquitecto, el cual concurre a la vivienda, constata e informa respecto de las humedades, daños y las reparaciones necesarias.

Comprende las denuncias formuladas por los interesados directos en los casos de daños o perjuicios ocasionados a propiedades por problemas de humedades, sanitarios, estructurales o similares.

Si del informe técnico surge que están seriamente afectadas las condiciones sanitarias o de habitabilidad de la edificación, la Intendencia procederá a intimar al propietario de la finca a solucionar el problema o efectuar pruebas técnicas tendientes a determinar el origen, otorgándosele un plazo para ello. Vencido el mismo, se procederá a efectuar una segunda inspección profesional para verificar el cumplimiento de lo intimado, pudiendo aplicarse sanciones en caso de omisión.

El inquilino debe colaborar con el propietario en permitir se realicen las reparaciones que sean necesarias, aunque le priven del goce de una parte de la cosa arrendada, pero tendrá derecho a que se le rebaje entretanto el precio del alquiler en proporción.

En caso de que las reparaciones hagan imposible vivir allí porque recaigan sobre gran parte de la finca que la torne insuficiente para el objeto que se arrendó, podrá el inquilino dar por terminado el contrato.

Sin perjuicio de lo anterior todos los daños y perjuicios que se hubieran ocasionado al inquilino podrán ser reclamados.

Si el inquilino realiza por su cuenta las reparaciones necesarias, debe haber antes intimado al propietario o arrendador a realizarlas y haberle notificado que las hará por su cuenta para luego poder reclamarle su costo.

En otras ediciones hemos informado asimismo que existe una vía judicial para demandas referidas a la ley de relaciones de consumo en las que el valor total de lo reclamado en la misma no supere el valor equivalente a 100 UR (unidades reajustables) que se regula en un proceso corto que agiliza los trámites e instancias judiciales (Ley Nº.18.507), la cual es aplicable a los casos de contratos de arrendamiento.

Asimismo se puede reclamar por daños y perjuicios por los procedimientos comunes del Código General del Proceso.

Quedamos a las órdenes por cualquier otra consulta sobre este tema o cualquier otro de su interés.

Dra. Bettina Molina

ABOGADA

ESTUDIO PORTONES

TEL. 26046362

Déjanos tu Comentario


*