Hora local en Montevideo:

Cayó Saravia: ya nada más hay para aclarar

0

El conflicto entre la Mutual Uruguaya de Jugadores Profesionales y los futbolistas agrupados en el movimiento Más Unidos Que Nunca (MUQN) tuvo este lunes el final de una historia que se veía venir. La caída de la directiva de la Mutual de Futbolistas Profesionales, presidida por Enrique Saravia. Más de 500 futbolistas de primera y segunda división profesional, algunos no pudieron votar, al grito final de “que se vayan todos” no deja ningún lugar a dudas que esta situación para la actual directiva era insostenible.

Sobre la hora 21, tras el segundo llamado para comenzar la tan esperada asamblea, el presidente de la Mutual, Enrique Saravia, hizo uso de la palabra y dijo que no tenía potestades para acatar lo que la asamblea iba a decidir y por lo tanto declaraba nula la asamblea. Fue la última desprolija medida que intentó Saravia. Seguramente pensaron que iban a desistir los integrantes de MUQN, no obstante estos dieron paso a la primera moción que era la de remover a la directiva, y como vieron los dirigidos por Saravia que ya no tenían espacio alguno para seguir maniobrando, se levantaron y se fueron, ante la mirada de sorpresa de los dos representantes del Ministerio de Educación y Cultura, que estaban presentes en calidad de veedores y de alguna manera confirmando que todo se hiciera en regla, como los Estatutos lo establecen.

Saravia se retiró junto a Héctor Morán, Fernando Kanapkis y el resto de sus compañeros de directiva.

Pero hubo otros papelones en esos instantes finales. Porque Saravia y sus compañeros, le sacaron el acta de las manos a la escribana presente, en una actitud incomprensible. La profesional salió detrás de ellos y volvió con el acta para hacerla firmar. Los integrantes de la asamblea solicitaron que se leyera y la misma presentaba irregularidades manifiestas que se negaron a firmar.

Juan Silva Cerón, abogado y exfutbolista que no participó de la reunión, comentó a un matutino que  “Lo del acta fue vergonzoso. La escribana quería hacernos firmar una acta incompleta y mal redactada. No la firmamos; es extraño para una profesional de vasta experiencia”.

Sin la presencia de Saravia y el resto de la comisión directiva, la asamblea continuó.

Hubo un grupo pequeño, no más de 20 futbolistas, con una pancarta en las afueras de la sede de la Mutual, apoyando a la directiva. Jugadores en calidad de libres que entrenan en el equipo de la Mutual, y por ser futbolistas sin contrato no podían votar ni estar presentes en la asamblea, así como los futbolistas que militan en el exterior y cuatro planteles que sus clubes no hicieron el pago de la cuota social. Porque esta fue una de las últimas maniobras de la actual directiva, donde al mediodía de ayer, gran parte de los asociados no podían estar presentes, porque sus clubes no habían reembolsado la cuota social que le descuentan a los futbolistas. Muchos clubes lo hicieron ayer y los futbolistas se presentaron masivamente, logrando la aplastante victoria que finalmente obtuvieron.

Las pocas abstenciones que existieron en la votación fue la de algunos socios honorarios, ex futbolistas, que fueron a apoyar a la Directiva de la Mutual, pero un número insignificante.

¿Cuáles fueron las mociones sometidas a votación? 1- Remoción de la comisión directiva y de sus suplentes; 2- remoción de la comisión fiscal; 3- designación de una nueva comisión directiva con cinco titulares y tres suplentes que tendrá como objetivo convocar a otra asamblea general a los efectos de dar comienzo al proceso eleccionario.

Todo se votó en forma unánime de parte de los jugadores cuyos abogados no pudieron ingresar a la asamblea.

 “Me voy triste con las cosas que siguen pasando. Por otro lado, al ver la cantidad de jugadores que hay, el abrazo que nos damos todos, cómo nos saludamos antes de entrar, independientemente de la camiseta que hoy defienda cada uno, me reconforta y nos da fuerzas de seguir buscándole la vuelta a este conflicto”. Las palabras de Diego Scotti, futbolista de Boston River e integrante del colectivo Más Unidos Que Nunca, reflejaba los rostros de los jugadores que llegaron a la sede de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales (MUFP) para ser parte de un día histórico. Se estamparon 307 firmas de la A, 206 de la B y 13 de socios honorarios, lo que hacía un número de 516 asistentes .

Ahora es el turno de  la Justicia como el MEC quienes solicitaron que se agotaran  todas las vías internas. Eso se hizo y quedó clarísimo el proceder de los dirigidos por Enrique Saravia.

No hay que darle más vuelta al tema. Empieza para la Mutual de Futbolistas Profesionales, una nueva historia, donde los agremiados tendrán la posibilidad de decidir por sí mismos. Una gran victoria de la dignidad.

Déjanos tu Comentario


*